Antecedentes

Las inundaciones son la catástrofe natural que mayores daños genera en España. Según el Consorcio de Compensación de Seguros y el Instituto Geológico y Minero de España, en nuestro país, los daños por inundaciones se estiman en total en una media de 800 millones de euros anuales.

Los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) de las 16 demarcaciones hidrográficas han sido aprobados por el Gobierno de España el 15 de Enero de 2016 (MAGRAMA). Dichos planes se basan en  la mejora de la coordinación entre administraciones; el empleo de nuevas tecnologías que permitan una adecuada gestión del riesgo; y la coordinación con la planificación hidrológica y los objetivos medioambientales que marca la Comisión Europea a través de la Directiva Marco del Agua. Los PGRI contemplan en los programas de medidas unos 800 millones de euros en inversiones en más de 1.000 medidas a ejecutar hasta 2021 (700 millones de euros para los planes de competencia estatal y 100 millones para los de competencia autonómica). Las medidas incluidas en estos Planes abarcan todas las fases de la gestión del riesgo: prevención (35% del presupuesto), protección (43% del presupuesto) y preparación (23% del presupuesto). Las medidas fomentarán la coordinación entre administraciones, mejorarán los sistemas de información y alerta, y el estado de los ríos y de la costa.

Recientemente, la comisión europea proporciona, a escala europea y a través del portal European Flood Awareness System (EFAS), información restringida de previsión de alertas de inundación a autoridades locales, regionales o nacionales al cargo de la gestión del riesgo de inundaciones.  Tres notificaciones son enviadas, las cuales están basadas en tres periodos de retorno (2, 5 y 20 años): (1) notificación formal: enviada a cuencas mayores de 2000 km2 con una previsión de 48, (2) notificaciones informales para cuencas menores de 2000 km2y (3) notificación por riadas

En el caso de Cantabria, con una superficie total de 4660 km2,  ninguna de sus cuencas tiene una superficie mayor de 2000 km2. Existe por tanto la necesidad de diseñar y desarrollar un Sistema de Alerta de Inundaciones Fluviales para cuencas menores. Cantabria, es el escenario perfecto para desarrollar el prototipo del Sistema de Alerta de Inundaciones Fluviales (SALIF).

Tamaño de las Cuencas en la Región de Cantabria